LOS MISMOS INCAPACES

El solo hecho de que la policía sea la entidad que decida quien entra o sale del Congreso demuestra que estamos ante un gobierno de facto que solo se impone por la fuerza de las bayonetas. La supuesta disolución legal del Congreso fue una simple farsa para disimular el asalto al poder que han ejecutado una vez mas con aleve felonía, las fuerzas armadas peruanas.

En 1992, pretextando exactamente lo mismo, que el Congreso no le dejaba gobernar, Fujimori montó una campaña de desprestigio contra el Parlamento y lo “disolvió” en medio del aplauso fácil de la turba regimentada. El Congreso reaccionó proclamando la presidencia de Maximo San Roman, entonces vicepresidente, pero, como hoy, era obvio que se trataba de un acto de pleno derecho, pero desprovisto del monopolio de la fuerza bruta para imponerlo a la sociedad. Hoy, la señora Araoz, absolutamente sola, sin partidarios propios, sin referentes políticos que la sustenten, pone de manifiesto la misma situación. Aunque jurídicamente su elección sea idéntica a la del presidente de jure de Venezuela Juan Guaidó, carecía del inmenso apoyo de las masas que si ostenta el venezolano.

Cuando los textos constitucionales y legales se dejan de lado y simplemente se impone la fuerza bruta, los demócratas solo tienen la posibilidad de la lucha política, la resistencia civil y la desobediencia ciudadana. No es fácil sin duda. Tampoco impide de inmediato el abuso, la prepotencia y el atropello. Pero eso no significa que se deba aplaudir a los golpistas o plegarse a ellos o justificarlos. Eso es de cobardes. Esos cobardes que agreden ancianos por la espalda, que escupen imbecilidades en las redes, o que “editorializan” en sus espacios periodísticos sobre el apoyo popular al golpe, son siempre los mismos. Apoyaron a Fujimori en 1992 pero odian a Fujimori. Hoy son chupamedias de Vizcarra pero cuando este pague las consecuencias de su felonía, esos cobardes lo abandonarán. Y buscarán a otro patrón a quien obedecer.

Pero el tema de fondo trasciende los episódicos del momento. Lo que esta en juego realmente es el retroceso, en verdad una auténtica caída, del Perú en todo orden de cosas: su imagen internacional, que llevó a que durante el gobierno de Alan García se hablase del “milagro peruano” es hoy la de una república bananera. No solo por el felón golpe de estado, ni tampoco por la claudicación de Tia María, ni mas aun por la vergüenza de pagarle a Odebrecht para que hable sino por el asco que produce que un gobierno probadamente inepto se haya atrevido a asaltar el poder, eliminar la fiscalizacion y la critica y sojuzgar vergonzosamente a los medios de comunicación que solo viven del subsidio estatal.

¿Como es posible que un ministro al que no se le levanta un pelo frente a las decenas de muertos y asaltos que se producen todos los días, como el ministro del Interior, se le haya ratificado en el cargo.? ¿Cómo es que una ministra, Gloria Montenegro, que tiene al día de hoy solo 16% de ejecución, pero escupe groserías a diestra y siniestra, se le ratifique en el cargo en el que no ha hecho absolutamente nada, salvo gastarse medio millon de soles para comprar mandiles rosados, para mostrarnos su concepto de mujer, ligada a …un mandil de cocinera. ¿Y que podemos decir de una ministra de economía que una semana antes de asumir, ordena que le suban el sueldo (del Estado por supuesto) a su papá y que su despacho se siga negando a otorgar 200 míseros soles a los jubilados de la 19990?
En otras palabras, los mismos ineptos que están hundiendo al país, a falta de otros, asumen hoy poderes plenos y sin fiscalización alguna. Independientemente de que hayan asaltado el poder, Vizcarra y su pandilla serán juzgados por destrozar el futuro de los jóvenes peruanos, que aunque estudien y trabajen, tienen hoy mas probabilidad que nunca de morir asesinados en una calle de cualquiera de nuestras ciudades, sin que la Policía haga absolutamente nada.

Hemos regresado a la normalidad. Martin Adan

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password