LA HUELLA DEL APRISMO DE CONSUELO TORRES TELLO

Llena de medallas y reconocimientos, cuando había superado la centuria, la noticia de su desaparición física el día 10 de julio nos impactó porque, pese a considerar su edad, su fortaleza y vitalidad era tan sólida como el aprismo por el que vivió.

Consuelo Torres Tello fallece llevando sobre sus espaldas todo un registro de la labor desplegada en los cerros, todo el amor con el que impulsó una red de Asistencia Médica voluntaria, su “taza de leche” y esa extraordinaria manera de organizar a las mujeres y sus clubes de madres desde los años cincuenta, especialmente en El Agustino donde, con las limitaciones y resistencias del lugar y la época, desarrolló un singular modelo de autogestión y asistencia que con el tiempo ha terminado siendo un complejo y necesario programa de ayuda social que los gobiernos impulsan para respaldar los proyectos de vida de las madres de las zonas populosas.

Tres veces nominada al Premio Príncipe de Asturias, fue una militante distinguida del aprismo, una dama de aquellas y ejemplo de un activismo inagotable y leal al partido por el que sufrió prisión. Consuelo Torres nos dejó y el registro de sus luchas por los derechos de la mujer quedan como testimonio de una vida entregada a los que menos tienen a la causa de la justicia social, tal y como quedó grabado en el libro sobre su vida que hace sólo unos días presentó junto a su entrañable hija y excelsa compositora Pilar Quenés.

Mauricio Mulder y el partido le tributaron un justo homenaje. Descansa en paz compañera.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password