Un Partido y Un Pueblo

hayaEn 1931 la presencia organizada de las masas era ya ostensible.

Con el surgimiento, sólo unos meses antes, del Partido Aprista Peruano, la convocatoria a integrar el aprismo a los trabajadores manuales e intelectuales, producía entre gobernantes y oligarcas acostumbrados a una “apacible vida social y política”, un temor cada vez mayor.

Nadie imaginaba entonces que la aparición de un tabloide sentaría las bases de un nuevo estilo de periodismo libre y objetivo y menos que, en solo unos días, se convertiría en un éxito editorial que le daría más de un dolor de cabeza a la entonces “Gran Prensa Nacional” que lideraba el Comercio”.

Si bien “La Tribuna” se fundó el 10 de mayo de 1931, fue seis días después, al mediodía, cuando su primer ejemplar circuló por las calles Limeñas en una primera entrega de sólo 5,000 ejemplares que, por la expectativa que generó su aparición, incrementó su tiraje en el transcurso de la tarde a 7,000 ejemplares para, finalmente, completar los 35,000 números.

A este diario, el pueblo lo rebautizaría como “el pan caliente”, no sólo por la expectativa que generó su salida, sino por el éxito en las ventas que tuvo.

Fue concebido, luego de las experiencias de las Revistas “MERIDIANO” promovida por el Comité Aprista de Bolivia, “AMAUTA”dirigida por MARIÁTEGUI y “APRA” que condujo el poeta Serafín del Mar como una tribuna del pensamiento libre y un vocero de las organizaciones representativas de los trabajadores, hasta ese momento, sin vocero ni forma de expresión.

“La Tribuna” compitió franca y abiertamente con el más importante diario de los poderosos, con “El Comercio” y en poco tiempo, los más pobres, las mayorías, lo convertían en un instrumento de aprendizaje.

Se leía ávidamente y luego se “pasaba” a quien tuviera interés en compartir los sueños y el ideal de un país mejor, de tal suerte que si bien su tiraje estaba definido por el volumen de la impresión, el hecho que cada diario fuera “compartido” elevaba a la potencia su circulación real.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*